a
aa
a






     
  El método Pilates es algo más que una serie de ejercicios físicos, es un acercamiento conceptual al movimiento que cambiará tu manera de sentir y pensar, además de tu aspecto externo. La técnica puede enseñarse de diversas maneras, dependiendo de si se desea conseguir fuerza o relajación, o in equilibrio entre ambas.

Los ejercicios de Pilates te ofrecen una nueva manera de pensar respecto de tu cuerpo. Practicando los movimientos ganarás autoconciencia y serás capaz de controlar tu cuerpo y tu vida. Aunque la técnica te saque a veces de tu zona de comodidad, los beneficios de este hecho en que empezarás a comprender y apreciar no sólo tus puntos fuertes sino también tus debilidades.

Esta técnica es única en el sentido de que se ejercita sistemáticamente todos los grupos musculares de tu cuerpo, tanto los débiles como los fuertes. Combina la insistencia en la flexibilidad propia del yoga, con el énfasis en la fuerza muscular que encontramos en los gimnasios. Así, está orientado a crear un equilibrio y una pose natural, tomando en consideración todos los factores necesarios para mantener el cuerpo sano.

Sea cual fuere tu objetivo (redefinir tu forma corporal, aliviar la tensión o aumentar tu fuerza, etc.) el primer paso es el pensamiento positivo. Los ejercicios de Pilates cambiarán la forma de tu cuerpo, ayudarán a aliviar tus dolores de espalda y de cadera, y a corregir problemas posturales.

Los ejercicios de Pilates nos llevan aponer a prueba lo bien que funcionan nuestros cuerpos. Incluso la persona más sana puede tener dolores que indican tensiones o distenciones corporales. La consecuencia de ignorar las necesidades de sus cuerpos son muy aparentes para algunos. Pilates fortalece tu cuerpo para impedir lesiones, y nos ayuda a mantenernos sanos porque desarrollamos una buena postura.

Refuerza y tonifica los músculos, mejora la postura, aporta flexibilidad y equilibrio, unifica mente y cuerpo, crea una figura más estilizada.