a
aa
a






     
  CONCENTRACION: en muchas clases de ejercicios y técnicas no tienes que pensar en lo que haces, basta que lo hagas hasta finalizar. Sin embargo en Pilates cada momento es un acto consiente controlado por la mente.

RESPIRACIÓN: los ejercicios de Pilates emplean una forma de respirar más controlada y continua que resulta difícil perfeccionar, pero producen un cuerpo más fuerte y enérgicamente más eficiente.

CENTRALIZACIÓN: el centro de tu cuerpo es el centro de tu poder. Tu cuerpo debe funcionar de manera unificada, no como partes separadas, y todos los movimientos deben nacer del centro.

CONTROL:
lejos de constreñirnos un buen control libera nuestro potencial, enseñándonos a hacernos cargo de nuestro cuerpo y a plasmar nuestras capacidades físicas.

PRECISIÓN: Cada persona tiene una geometría natural. Los ejercicios de Pilates pueden ayudar a movernos con más precisión y a descubrir por nosotros mismos las dimensiones de la gracia natural.

MOVIMIENTO: piensa en movimientos lentos, continuos y controlados. Imagina una rueda girando lentamente, que nunca se acelerará ni ralentizará y que nunca se detendrá.

PRINCIPIOS COMPLEMENTARIOS
- Alineación.
- Disociación de movimiento.
- Alargamiento axial de la columna.

Estos principios deben ser aplicados en cualquier ejercicio del método, independientemente del nivel y también en la vida cotidiana.