a
aa
a
     
 

LA OBESIDAD COMO CRISIS SANITARIA GLOBAL

La obesidad ha sido reconocida como enfermedad por la OMS en 1979, pero el concepto de obesidad = enfermedad se refuerza cuando la OMS advierte sobre la epidemia creciente de enfermedades crónicas no transmisibles y declara a la epidemia de obesidad como un problema sanitario global (1994).
En la actualidad más del 60% de las personas que habitan este planeta poseen sobre peso y un 27% obesidad.
Según los datos obtenidos de la Encuesta Nacional de factores de riesgo 2009, llevada a cabo por el Ministerio de Salud de la Nación, la prevalencia nacional de obesidad fue del 18%. Siendo en la provincia de santa fe del 20.2%.

¿Qué es la obesidad? Y ¿Cómo se diagnostica?

Se la considera como “una enfermedad epidémica, metabólica, crónica, heterogénea, y estigmatizada de origen multifactorial, caracterizada por el exceso de grasa corporal, cuya magnitud y distribución condicionan la salud del individuo” (Braginsky).
Para diagnosticarla se utiliza universalmente el Índice de Masa Corporal para clasificar distintos grados de sobre peso y obesidad.

Factores que sostienen la obesidad:

Desde el enfoque Clínico-Nutricional: el sobrepeso y la obesidad, así como las enfermedades nos transmisibles asociadas ( diabetes, hipertensión, colesterol alto, entre otras), son en gran parte prevenibles. En el plano individual las personas pueden :
- Limitar la ingesta energética proveniente de cantidad de grasa total.
- Aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutas secas.
- Limitar el consumo de azúcares, realizar una actividad física periódica.
- Lograr un equilibrio energético y peso normal.
- Disminuir el consumo de sal cualquiera sea su fuente.

Las dietas saludables y la actividad física suficiente y regular son los principales factores de promoción y mantenimiento de una buena salud durante toda una vida.
Las dietas poco saludables y la inactividad física son dos de los principales factores de riesgo de hipertensión arterial, diabetes, colesterol alto, sobre peso u obesidad y de las principales enfermedades crónicas como las cardiovasculares y el cáncer.

Debe considerarse a la Actividad Física como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exijan un gasto de energía. La actividad física cotidiana y habitual usualmente no permite generar cambios o adaptaciones a nivel de células, órganos o sistemas corporales.
El ejercicio físico, en cambio, es un tipo de actividad física más organizada, que incluye frecuencia, duración, intensidad y ritmo.

Desde un aspecto Psico-social podemos decir respecto al acto del comer que el ser humano ha ingerido alimentos desde su aparición en la tierra. Su alimentación se ha modificado a través de los tiempos conforme debió adaptarse a los alimentos que le eran más fáciles de conseguir con las herramientas de las que disponía.
Con la aparición de la llamada “revolución agrícola” y “Revolución industrial”, la forma de vida se ha traducido en una disminución general en el gasto energético realizado, sobre todo a causa de la creciente mecanización y el menor esfuerzo físico. Las sociedades modernas se caracterizan por la posesión, en sectores mayoritarios de la población, de más alimentos de los que se pueden consumir.
El consumo de alimentos en general, ya sea de comida o bebida, trasciende la pura necesidad de alimentarse en el sentido de nutrirse, pues está tan cargado de significados, de emociones y ligado a circunstancias y acontecimientos sociales que nada tiene que ver con la estricta necesidad de comer.

El tratamiento de la obesidad es un procesos de incorporación de conocimientos sobre si mismo, de los limites, de la recuperación de la autoestima, de dar proporción adecuada a los problemas, y adquisición de destreza en el manejo adecuado de las situaciones de comida y en la elección de la misma y en sus porciones, y casi principalmente, en la capacidad de programación.

Desde el enfoque médico-quirúrgico se propone como tratamiento, conjuntamente con lo mencionado anteriormente, la realización de una Cirugía Bariátrica. La misma se define como una rama de la cirugía destinada a realizar, mediante diversas operaciones, modificaciones en el aparato digestivo a fin de reducir la capacidad gástrica, asociada o no a la disminución de la absorción de los nutrientes ingeridos.

Sus Objetivos son:

* Descender el 50% o más del exceso de peso en el primer año de postoperatorio
* Disminuir las enfermedades asociadas
* Mejorar la calidad de vida

Tipos de técnicas:

By Pass Gástrico

Es la operación "Gold Standard" en USA. Combina restricción con mala absorción de alimentos. Es irreversible y requiere de reposición de vitaminas y diversos minerales.
Permite un importante descenso del exceso de peso y está indicada en pacientes con hábitos de exagerada ingesta de alimentos grasos e hipercalóricos y que no puedan adecuarse a un esquema de educación alimentaria.

Manga Gástrica


Es una moderna cirugía restrictiva definitiva que transforma al estomago en un tubo o manga.
Logra saciedad y restricción con muy buenos niveles de descenso de peso sin mala absorción de alimentos y vitaminas.
Logra un buen control del apetito por acción de un mecanismo hormonal. Es una buena alternativa al By Pass Gástrico siendo más fisiológica.

Banda Gástrica Ajustable

Consiste en la colocación de una banda de siliconas inflable desde el exterior que reduce la capacidad de ingresar alimentos al estómago. Es reversible regresando a la normalidad al retirarla. Se coloca por un período de varios años reeducando al paciente en la toma de sanos hábitos alimenticios perdidos.

Fuente:
Dra Carolina Cuffia
Lic Constanza Orta

Programa de Obesidad Sanatorio Garay
RUKALAF Centro de Pilates y Aerobismo